¿Cómo Surgió la Billetera?

¿Sabes qué hizo que la billetera se convirtiera en un accesorio indispensable? Déjanos contarte su historia y mostrarte algunas de las que hacemos en DCano.

 Antes del siglo XVII, las billeteras no eran necesarias. Ahora, no solo son fundamentales; sino que su estilo, color y forma nos pueden contar mucho sobre la personalidad de sus propietarios. Y no es para menos, pues en esta guardamos más que dinero: almacenamos nuestra identidad, las fotos de algunos seres queridos y puede que, incluso, algún mensaje importante de alguien especial. De manera que, un artículo que antes era solo útil, ahora resulta indispensable. En definitiva, las billeteras llegaron para quedarse y ayudarnos a acentuar nuestro estilo.

Pero, ¿cómo surgieron en la historia?

Como su nombre lo indica, el motivo por el que se creó la billetera fue la aparición del billete. Antes de su llegada en 1690, eran los monederos (unas pequeñas bolsas de cuero que se amarraban con un lazo) aquellos objetos destinados a cargar el dinero, pues hasta esa fecha, la moneda era el intercambio económico más usado. Sin embargo, a finales del siglo XVII el “dinero de papel” o “papel moneda” se globalizó, lo que resultó en el nacimiento de las primeras billeteras.

No siempre fueron como las conocemos

En un principio, las billeteras se diseñaron para guardar únicamente billetes. Pero todo cambió con la llegada de las tarjetas de crédito en los 50’s, lo que revolucionó su diseño; transformándolas y agregando varios espacios para organizar nuestros papeles, tarjetas y demás.

Otro “boom” tuvo lugar en los 70’s, cuando el velcro permeó la industria de la moda, llegando a vestir la mayoría de las billeteras con su particular forma de abrir y cerrar. En un principio, este tipo de carteras solo eran adquiridas por la clase alta, sin embargo, con el paso del tiempo se popularizaron a tal punto que todos podemos tener acceso a ellas en la actualidad.

Billetera y cuero, amigos desde el inicio

Por supuesto, el cuero fue el material encargado de dar vida a las primeras billeteras, pues en ese entonces no se contaba con otro tipo de materiales que dieran resistencia y calidad a la vez. No fue sino hasta el siglo XIX que se empezó a usar materiales alternativos como el Presstoff, uno de los primeros cueros sintéticos de los que se tiene conocimiento, el cual se hizo popular en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Pero sin duda, el cuero sigue siendo el material preferido para hacer las mejores billeteras, pues ofrece más resistencia y calidad, frente a otros.

Una explosión de diseños, colores y estilo 

A partir de los 80´s los colores y estilos fueron cada vez más protagonistas. Ahora, la cantidad de diseños, materiales, detalles, colores, tamaños y formas es innumerable. Pero, sin lugar a dudas, cuando se habla de buenas billeteras lo primero que nos llega a la mente son las billeteras hechas de cuero ¿por qué? Simplemente porque son las mejores en cuestión de calidad y nunca pasan de moda. Por eso, en DCano tenemos billeteras hechas totalmente en cuero, creadas a mano con la mejor calidad nacional y llenas de arte y estilo que te harán sentir siempre auténtica. ¡Síguenos y encuentra una que se adapte a tu personalidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *